Relatividad y Agujeros de Gusano en el Rivismo. El Arte Multidimensional

Escrito por rivismo 18-04-2012 en General. Comentarios (0)

Facebook Twitter  /  Youtube 

 

 Montaje: Fragmentos de obras del Rivismo, en donde se aprecian las Pinceladas Experienciales

 

Los elementos que intervienen en el contenido de las Pinceladas Experienciales, se mueven en un escenario tridimensional. Cuando los problemas presentes en la aplicación de la Teoría General de la Relatividad se resuelvan, será posible trabajar con información existente en el presente, pasado y en un futuro simulado. Bajo esta deseada hipótesis, los pinceles experienciales del Rivismo, podrán crear obras n-dimensionales.

 

A través de la Teoría de la Relatividad General, Einstein postuló que la presencia de la materia y la energía deforma la tela geométrica del espacio y del tiempo. Percibimos la gravedad como una distorsión del espacio-tiempo producida por la energía normal, energía positiva o masa. Pero cuando la energía negativa o masa, llamada materia exótica, es la que curva el espacio-tiempo, todo es posible; desde agujeros negros y agujeros de gusano transitables con la posibilidad de viajar más rápido que la luz,  y hasta las máquinas del tiempo que podrían permitir los viajes al pasado.

Lógicamente, esta teoría  utilizada por escritores y guionista de ciencia-ficción todavía está sin depurar, y el viaje al pasado, tiene pendientes muchas dudas, paradojas y problemas que en algún momento tendrán solución.

Como el objetivo de este trabajo es conocer cómo el Rivismo utilizaría estas teorías en su estado de óptima aplicación, supondremos como hipótesis de partida, que viajar al pasado y regresar al presente es posible, y que saltar al futuro será realizable, -con ciertas reservas-,  por interpolación de los datos históricos disponibles en las distintas dimensiones.

A partir de ahora,  tenemos tres estados para trabajar; el pasado, el presente y un futuro simulado. Sólo queda adaptar el estudio-taller del artista para aprovechar toda esta información.

Las Pinceladas Experienciales son la base del Rivismo. En ellas, la materia pictórica que utiliza el pincel,  es sustituida por; materiales, elementos, objetos,...etc., y se incorporan al cuadro aportando todas sus características y vivencias. Para abastecer a estos pinceles experienciales, será necesario construir una base logística sincronizada, -entre otras-, con la teoría de la relatividad general.

Como el espacio es curvo, podemos doblarlo como si se tratase de una hoja. Ahora  tenemos dos hojas muy próximas, que representan dos estados temporales y un agujero de gusano –un tipo hipotético de túnel que conecta una región del espacio-tiempo a la otra, con una entrada y una salida en el agujero de gusano, fuera del agujero negro. Una hoja representa el presente y la otra un periodo inmediatamente anterior o posterior, el tiempo espacial sería cuatridimensional. Generalizando este proceso con “n” capas plegadas en zigzag, como si se tratase de un pastel de hojaldre compactado, creamos una estructura tipo edificio en la que cada hoja equivale a una planta.

Ahora sólo falta comunicar todas las plantas, y esto, lo conseguimos con un ascensor. En nuestro caso, con un agujero de gusano transitable con libre circulación hacia el pasado  y vuelta al presente,  y con inmersiones a un futuro calculado. En cada planta temporal existen unas estanterías, donde se colocan materiales por;  tipo, experiencias, estado de conservación, color,…etc. Una planta, puede almacenar los mismos elementos que otras, pero con más o menos años de existencia, dependiendo si es más pasado,  más presente o más  futuro.

El hipotético almacén con estanterías espacio-temporales situadas en las hojas, está completo y organizado. Sólo se necesita un sistema para identificar, atrapar y transportar cualquier elemento hacia las exigencias del pincel experiencial. La Biblioteca Pudong de Shanghai, lo tiene resuelto. Millones de libros son localizados y puestos al servicio del lector, en tiempo infinitesimal, gracias a tecnologías de última generación.

En nuestro caso, se trata de un dispositivo-masa tipo disco, brazo-robot o rayo-luz específico- que se desplaza sin problemas, a través del agujero de gusano transitable y selecciona elementos situados en cualquiera de las plantas espacio-temporales, que se encuentran tal como eran en el pasado, como son en el presente, y como se prevé que sean en el futuro. Así funciona este supuesto edificio inmerso en un espacio-tiempo multidimensional, dando lugar a la Gran Estantería del Tiempo.

Todo preparado. Nuevos conceptos en línea de salida. El Rivismo en acción. Nuevas paletas experienciales confeccionadas a la carta. Paletas que pueden contener un mismo elemento pero en distintas etapas temporales, por ejemplo; un trozo de viga de la torre Eiffel, cuando se inauguró (1889), otro, 75 años después y por último, en su estado actual.

O también, pinceladas con la evolución temporal de una función o rol. Por ejemplo; Un objeto para afeitar la barba. En cada planta espacio-temporal, aparece el correspondiente a su época: una navaja, una cuchilla, una maquinilla eléctrica o un láser. En este caso, la Pincelada Experiencial, transformada en, n-Dimensional, contiene cuatro elementos o partes de ellos que de un “brochazo”, representa la evolución tecnológica de este objeto tan familiar.

Hasta el momento, parece que nada ha cambiado en relación a la pincelada experiencial tradicional, como se puede apreciar visionando algunas de las obras de Ramón Rivas; Atrapamiento Experiencial (2006), Puntadas sin Hilo (2006), Trasmutación Orgánica (2009).

Pero la adaptación específica de la teoría de la relatividad general a los conceptos y filosofía del Rivismo supone la incorporación de la Pincelada Experiencial n-Dimensional. Supongamos una pincelada múltiple compuesta por tres pinceladas espacio-temporales. De las cuales, la primera, pertenece a un objeto del siglo XII. La segunda a una espada del siglo XV y la tercera, a un tren del siglo XIX. Accedemos a la Estantería del Tiempo por medio del agujero de gusano y captamos las imágenes vivas de estos tres objetos tal como son en su época. La pincelada experiencial n-dimensional, la aplicamos en el lienzo que se encuentra en el siglo XXI.

El resultado final llega al agrupar estas tres pinceladas, captadas  en tres viajes al pasado,  programados en la misma fecha y hora, desde el espacio-temporal del siglo XXI. Para visualizar y comprender mejor este proceso, suponemos que en cada pincelada integrada al lienzo, hay una cámara digital que ha captado lo que ocurre en ese mismo instante en cada uno de los siglos analizados.

Para rematar la composición de la obra, se podrá incorporar un concepto matemático; la combinación o permutación en un espacio-tiempo n-dimensional. De esta forma, existirán infinitas combinaciones ordenadas o no, para agregar contenido al pincel experiencial. Y en el caso, de que cada pincelada insertada fuera un objeto-vídeo, el lienzo o soporte se convertirá en una obra multidimensional. Lienzo que  pasará a ser una piel viva; con pasado, presente y futuro al mismo tiempo. Sus células, serán  pinceladas experienciales cambiantes y  sincronizadas con ese espacio-tiempo. Dicha piel, latirá emocional y visualmente,  entrando en resonancia con la Sinfonía del Espacio-Tiempo n-Dimensional, cuya primera nota se escribió en el pentagrama cuando surgió el Big Bang.

 

Así de emocionante será crear y contemplar una de estas obras del Rivismo, en un escenario ya despejado de dudas, y teniendo como compañeros de viaje a  Albert Einstein y a los Agujeros de Gusano.

 

 

© Rivismo

 

Más artículos del Autor